La acupuntura es un grupo de antiguos procedimientos médicos chinos que implican la estimulación de localizaciones anatómicas sobre o en la piel mediante una variedad de técnicas, en la mayoría de los casos, agujas metálicas delgadas. Estas agujas se insertan anatómicamente en ubicaciones definidas en el cuerpo, que afecta a la función de este mismo. Los acupunturistas afirman que estos puntos corresponden a las áreas en la superficie del cuerpo que tienen una mayor conductancia eléctrica.

La acupuntura occidental incorpora tradiciones médicas de China, Japón, Corea y otros países. El mecanismo más estudiado es el de la estimulación de los puntos de acupuntura, el cual, como se dijo anteriormente, emplea la penetración de la piel por medio de agujas metálicas, las cuales son manipuladas manualmente o por estimulación eléctrica.

El dolor crónico es sin duda una de las razones más comunes por el que las personas buscan la terapia con acupuntura, pero aquí hay otras razones estudiadas científicamente que esta técnica puede aliviar.

Según algunos estudios realizados, la acupuntura podría ser efectiva para el tratamiento de:

  • Dolores lumbares crónicos.
  • Osteoartritis de rodilla.
  • Dolores de cabeza, migrañas.
  • Síndrome de túnel carpiano.
  • Fibromialgia.
  • Calambres menstruales.
  • Dolores a nivel de cuello, contracturas.